El desafío de ser argentino

¿Qué tanta exposición internacional tienen los argentinos? ¿Qué tan preparados se encuentran para desempeñarse efectivamente en un contexto global?

La descendencia europea de más del 80% de la población lleva a pensar que la interacción con extranjeros es un hecho común, sin embargo, en la mayoría de los casos, estas ascendencias no son más que anécdotas del pasado. Por otra parte, el tamaño del país más su aislamiento geográfico limitan la posibilidad de desarrollar relaciones profundas frecuentes con personas de otros países. A diferencia de lo que sucede en Europa, donde 30 minutos en tren puede implicar estar en un país con una cultura totalmente diferente, otro idioma, gastronomía, arquitectura, etc., un argentino necesita viajar grandes distancias. Y cuando finalmente se llega a los países vecinos (Uruguay, Brasil, Bolivia, Chile), en la mayoría de las ocasiones son por cuestiones turísticas, lo que impide realmente desarrollar relaciones en un nivel más profundo.

Por otra parte, en América Latina los argentinos se enfrentan con una pre-concepción sobre ellos mismos: Los estereotipos sobre su personalidad. Más allá que sólo ser blancos de chistes sobre argentinos, esta barrera representa un desafío enorme para desarrollar buenas relaciones, especialmente en Latinoamérica, principal destino de sus exportaciones. Argentina presenta diferencias no tan evidentes aunque importantes con la mayoría de los países latinoamericanos. Esto significa que la conducta de los argentinos, analizada desde el punto de vista del resto de los países de la región, puede ser mal interpretada, llevando en el peor de los casos a limitar las oportunidades de negocios con los países de la región.

Estas características no deberían ser relevantes si Argentina no necesitase crear relaciones de trabajo o negocios con otros países. Claramente este no es el caso, especialmente en el contexto actual, donde hay 2 aspectos que ponen una mayor presión en los argentinos para que interactúen en otros niveles con personas extranjeras:

  1. La importancia creciente de los países emergentes en los negocios internacionales, donde las brechas culturales con los argentinos son variables que pueden determinar el éxito o no de un nuevo negocio. Muchos empresarios anhelan conquistar mercados gigantescos como Brasil, Rusia, India, Sudáfrica o China. Pero en la mayoría de las ocasiones olvidan que las brechas culturales con estos nuevos mercados son mucho más marcadas de lo que los argentinos estamos acostumbrados. Por ende, el desafío que representa desarrollar habilidades interculturales para generar relaciones de negocios efectivas, es de gran importancia independientemente del país o mercado que se desee atacar.
  2. Buenos Aires, junto con otras provincias del país, se están transformando en un polo tecnológico donde muchas multinacionales se encuentran desarrollando Centros de Servicios Compartidos (SSC por shared service center). En la actualidad, según un relevamiento realizado recientemente por los consultores de la firma Page Personnel, el 54% de 80 multinacionales se encuentra implementando un centro en el país. Por la naturaleza de estos centros, la mayoría de los argentinos reclutados para trabajar en uno, se enfrentan desde un inicio a una relación de trabajo con personas de los más diversos orígenes. Esto implica distintas percepciones sobre cómo trabajar en equipo, cuál es el estilo de liderazgo correcto, cómo tomar decisiones, cómo comunicarse efectivamente, etc.

El desafío es claro: ¿Qué grado de sensibilidad cultural tiene el argentino promedio ante este escenario? ¿Cómo logra un argentino reconocer, leer y adaptarse a señales culturales cuando están interactuando con otras culturas? Este contexto cultural nuevo requiere nuevos conocimientos, habilidades y actitudes de manera de maximizar las oportunidades de éxito en el trabajo o en los negocios. Y al no presentarse visiblemente, estas diferencias suelen pasar desapercibidas para un país donde las habilidades interculturales no han sido naturalmente desarrolladas.

¿Qué tan preparado se encuentra un argentino para desarrollar una relación de negocios sostenible con colegas, clientes, proveedores y socios provenientes de otras culturas?

About these ads

2 pensamientos en “El desafío de ser argentino

  1. Yo creo que no es ningun desafio ser argentino.
    Hay que entender las otras culturas. Con respecto a latinoamerica puede ser un poco mas complicado.
    Somos simplemente iguales que el resto de latinoamerica. El unico desafio, es nuestro. No solo que somos iguales si no hay que considerarse igual. Si bajamos el ego, y la actitud, el resto del mundo nos considerara iguales, y no tendremos ningun problema en hacer negocios con el resto del mundo y particularmente con el resto de latinoamerica.

  2. Pingback: Top 10 consejos para empresarios globalizándose « ICEBERG Consulting

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s